16 de mayo de 2016

Cómo decorar cartas | 16

Hace más de tres meses que no os enseño una carta enviada, ¡y eso no puede ser! Mi montoncito de correo por contestar va bajando muy lentamente, pero espero conseguir que desaparezca antes de que todas mis amigas por correspondencia me hayan contestado de vuelta... ¡deseadme suerte!

Para escribir esta carta que os enseño hoy utilicé folios de color azul claro, que no decoré de ninguna manera especial. Echo de menos dibujar cenefas de flores en cuartillas blancas, así que tal vez sea el momento de volver a ello.


A esas hojas en las que relataba mi vida durante los últimos meses, añadí algunas pegatinas a modo de regalito.


Para decorar el sobre tiré de mi combinación favorita últimamente: sobre kraft + recortes coloridos + texto sobre papel blanco. Me guío por la premisa de que nada sobra, cualquier cosa puede quedar bien si se coloca con gracia. Unas veces el resultado es mejor que otras, pero eso es lo bonito de experimentar.


¿Os habéis fijado en el sello? Es el ganador de uno de los concursos de diseño de sellos de Correos y me parece de lo más bonito que se ha hecho a nivel nacional en los últimos años. Sin estar a la altura de la mayoría de sellos extranjeros, le da mil vueltas a cualquier diseño propio de Correos.


Y así es cómo se veía la carta terminada.


Ojalá estas fotos os hayan inspirado y vayáis corriendo ahora mismo a por papel y bolígrafo para escribir a un viejo amigo al que llevéis tiempo sin ver... ¡que no muera el correo! :)

18 de abril de 2016

Mi buzón en marzo

A pesar de que llevo mucho atraso contestando las cartas de mis amigas por correspondencia (desde octubre... ¡para matarme!), no he dejado de recibir correo durante las últimas semanas. Soy una suertuda, ya lo sé.

La primera carta que recibí en marzo llegó de parte de Momo, desde Valencia. Me gustó en cuanto vi el sobre: amarillo, mi color favorito. Además, es ver su caligrafía y enamorarme. ¿Por qué yo no puedo escribir así, Diosito?


Inesperadamente, recibí una carta de la gran Janette Lane, desde Estados Unidos, con la que he colaborado un par de veces. Cuando recibo correo del extranjero no puedo evitar morirme de envidia viendo los sellos tan bonitos que hay por ahí, ¿no os pasa?


También tuve noticias de Laura, que desde Badajoz me envió un montón de cosas super bonitas que estoy deseando usar en mis proyectos: papeles, tarjetitas con frases, pegatinas... ¡una locura!


Después de muchas semanas sin escribir a mis amigas por correspondencia, estoy retomando el hábito, así que pronto volveré a daros ideas para que decoréis vuestras cartas. Por si acaso me he perdido algo en este tiempo, ¿me contáis qué técnicas o estilos os llaman más la atención últimamente?

23 de marzo de 2016

Mi segunda Japan Candy Box

A principios de año os enseñé los dulces japoneses que había tenido la oportunidad de probar gracias a Japan Candy Box y Mery's Notebook; en concreto, los correspondientes a la cajita de septiembre de 2015.

Hace unas semanas Japan Candy Box me envió la caja de enero de 2016 para que os hablase de ella y, de paso, sortease una similar entre todos vosotros, ¡viva!

Quizás esta vez los productos me han parecido menos exóticos, más parecidos a lo que podemos encontrar aquí en España, aunque eso también consiguió que fuesen menos arriesgados y más gustables. Pero mejor os los enseño de uno en uno.

01. Kracie Neruneru Bubble Jelly DIY Candy Kit (1/5)

Kit para hacer una especie de tartita gelatinosa, utilizando unos polvos que hay que mezclar con agua. No logré ningún resultado —supongo que tomé mal las medidas del agua—, pero en este vídeo os podéis hacer una idea de lo que es. Me dio rabia no haber sido capaz de hacerlo, porque parece algo bastante guay.


02. Heart Gudetama Pudding DIY Candy Kit (3/5)

Kit para hacer una especie de flanes, con forma de huevos, mezclando con leche los polvitos que trae y echando mano del microondas y el frigorífico. Me guié por este vídeo, que explica el paso a paso a la perfección. La verdad es que me moló muchísimo, no tanto por el sabor en sí, que realmente era muy normalito, como por lo divertido de hacerlo y lo cuquis que eran los personajillos.


03. Nobel Cola Gummies (3/5)

Gominolas duras por fuera y masticables por dentro, sabor cola ácida. Sabéis que no me van esos sabores, pero estaban buenas, aunque el exterior era demasiado duro para mi gusto.


04. Pretz Honey Roast Pretzel Sticks (5/5)

Palitos de galleta tipo Mikado, pero sin chocolate. Eran dulces y estaban exquisitos.


05. Tohato Potato Rings (5/5)

Aperitivo de patata, muy rico.


06. Kbaya Shuwabo Change Cola (2/5)

Gominola alargada, tipo regaliz, rellena de polvitos efervescentes. No supe identificar el sabor (aunque se suponía que era de cola); simplemente, era algo muy ácido.


07. Anpanman Biscuit (4/5)

Galletitas con forma de personajes. Les noté un regustillo como a zumo de frutas que me encantó.


08. BIS Chocolate (3/5)

Tres bombones rellenos de galleta: chocolate con leche, chocolate blanco y chocolate de fresa (mi favorito).


09. Anpanman Gummies (1/5)

Gominolas con textura y sabor rarunos, como a plastiquete. No me gustaron ni pizca.


10. Kit Kat - Green Tea Flavor (2/5)

Mini Kit Kat con sabor a té verde. El primer bocado me dio repelús (el té tiene un sabor que me cuesta asociar al chocolate), pero al final no me supo tan mal.


En resumen, otra vez me lo pasé pipa probando chuches rarunas, ¡os recomiendo la experiencia! Y lo mejor de todo es que podéis tenerla gratis si resultáis ganadores del sorteo que traigo de la mano de Japan Candy Box.

a Rafflecopter giveaway

¡Suerte a todos!
Blogging tips