14 de marzo de 2019

Mi armario cápsula para esta primavera


Hace casi cuatro años descubrí lo que era el armario cápsula y os lo conté aquí. Lo puse en práctica durante un par de temporadas (verano y otoño) y lo cierto es que me encantó la experiencia.

Durante ese mismo otoño me mudé a otra ciudad y tardé nada más y nada menos que tres años en recuperar toda mi ropa. Como compartía piso, disponía del espacio justo, así que tenía mis cosas repartidas entre mi casa y la de mis padres. Ahora que vuelvo a tener toda mi ropa conmigo, quiero volver a poner en práctica el armario cápsula.

El estado de mi armario antes de la selección de prendas era el que os muestro a continuación. En la zona de dos puertas tenía la ropa y en la zona de una puerta tenía los abrigos, los bolsos, las bufandas, etc. No me molesté en ordenarlo para la foto porque creo que os merecéis honestidad. Las vidas perfectas las dejamos para las influencers de Instagram. ;)


Como en todo, en esto del armario cápsula cada uno se marca sus propias reglas en función de sus circunstancias. Yo seleccioné 35 prendas, tomando como base el color azul y como colores complementarios el gris y el nude. En realidad, viviendo en un sitio con un clima constante, no es necesario tener tantas prendas. Pero en Galicia el tiempo es el que es, e incluso en primavera es tan probable que haga día de playa como que se eche a llover, por eso necesito tener prendas que me solucionen la faena en todos los escenarios posibles.

¡Esta es mi selección!

5 pantalones largos


1 falda


4 vestidos


6 jerséis


3 camisetas


(Falta una camiseta básica gris)

6 blusas


4 cazadoras


3 pares de zapatos


3 mochilas y bolsos


Todas las prendas que no fueron seleccionadas las guardé en cajas de almacenaje. Los abrigos de invierno, que ocupan bastante y no entraban en las cajas, los guardé en la zona del armario que tiene una sola puerta. Ahora tengo todas las prendas, incluidas cazadoras y bolsos, en la zona de dos puertas.


¡Me da tanta paz ver el armario medio vacío! No comprar más que lo estrictamente necesario es algo que no me cuesta, porque no disfruto el hecho de comprar ropa, pero sí tengo una asignatura pendiente: comprar de manera más consciente. De mis 35 prendas, 8 son de Zara, 6 de Mango y 5 de H&M. Quiero reconducir eso a marcas que producen en España, con buenos materiales y un precio justo, no sólo para mí, sino también para quien produce las prendas.

¿Practicáis esto del armario cápsula? ¿Qué relación tenéis con la ropa? ¿Me recomendáis alguna marca española de ropa de calidad a un precio justo?

11 de marzo de 2019

Cómo decorar cartas | 25

No os lo vais a creer, pero he respondido un buen puñado de cartas durante las últimas semanas, ¡estoy tan orgullosa! A menudo me sucede que el montoncito de correspondencia pendiente de respuesta se me hace bola y no consigo ponerme al día. Esta vez todo apunta a que he cogido carrerilla y ahora nada me frena. ¿Creéis que esto puede tener algo que ver con el cambio que le he dado a mi taller? Ahora es más cómodo e inspirador.

Bueno, a lo que vamos. Una de las últimas cartas que he escrito es la que os enseño hoy. Me gusta bastante el resultado. Había perdido la costumbre de hacer mis propios sobres con papeles estampados de Tiger —últimamente tiraba mucho de sobres kraft—, pero la he retomado y estoy muy contenta.

Como el papel combinaba diferentes tonos morados con un naranja fuerte, usé washi tape en esos colores sobre el papel cuadriculado en el que escribí la dirección del destinatario.



También le he cogido el gustillo a utilizar pegatinas tipo sello en la esquina inferior izquierda, así que esto lo vais a ver mucho en las próximas entregas de esta sección.

La carta la escribí en hojas de líneas de una de mis libretas que quiero gastar antes de comprar más. Y, ya que el tema era el color morado, utilicé un bolígrafo a juego.


Reuní algunos detalles a juego con los motivos del sobre, entre los que incluí una etiqueta de ropa que seguramente tiene años, ¡pero es que aquí no se tira nada!



Mi dirección en la parte trasera, pegamento de barra para fijar la solapa, un poco más de washi tape, ¡y listo!


Espero que os haya dado ideas para decorar vuestras cartas. ¿Cómo las estáis decorando vosotros últimamente?

26 de febrero de 2019

LIBRO | La verdad sobre el caso Harry Quebert


Hace no tanto que he asumido que mis años de lectora empedernida han terminado. Apenas saco tiempo para dedicárselo a los libros —me interesan tantas cosas que no llego a todo— y, cuando me aventuro con un nuevo título, difícilmente consigue engancharme.

Hace un par de semanas fui a la playa y quería llevar algo ligero para leer. No tenía ningún libro a mano, así que intenté recordar algún título que me hubiesen recomendado y entonces caí en uno del que me habéis hablado más de una vez: La verdad sobre el caso Harry Quebert. Tirada en mi toalla empecé a leerlo y no pude soltarlo hasta un buen rato después. Me había enganchado desde la primera página, y eso es algo que no me sucede a menudo. No es en realidad un libro ligero, como yo pensaba, pero el caso es que me gustó mucho.

Marcus es un escritor recién entrado en la treintena que ha conocido el éxito gracias a su primera novela. Se encuentra inmerso en una crisis de la página en blanco y decide pedir ayuda a su antiguo profesor de universidad, y amigo, Harry Quebert. Pero todo se tuerce cuando se descubre un cadáver en el jardín del profesor, enterrado treinta años antes. A pesar de que en un primer momento Harry es el principal sospechoso, poco a poco todos los vecinos de la localidad parecen estar implicados en el asunto. En este sentido, la novela explora en cierta medida las bajezas humanas, cosa que me fascina, y hasta tiene su puntito de terror.

En el peor de los casos, me decía, es un hombre como cualquier otro, y los hombres tienen demonios. Todo el mundo tiene demonios. La cuestión es simplemente saber hasta qué punto esos demonios son tolerables.

Sin haber sido yo nunca una seguidora de las novelas policíacas, porque pensaba que no serían para mí, lo cierto es que ahora me apetece leer más obras de este tipo. Tal vez haya encontrado mi género. He disfrutado muchísimo la sensación de querer saber lo que pasaba, que me iba llevando de una página a otra sin darme cuenta, y ahora sólo quiero seguir explorando en este terreno.

¿Conocíais este libro? ¿Habéis leído algo más de este autor? ¿Me recomendáis otras novelas de este género?
Blogging tips