18 de febrero de 2014

DECORACIÓN | Mecedoras

En la casa de mis sueños no puede faltar una mecedora... ¡o unas cuantas! Unos amigos de mis padres tienen una comodísima, con varios cojines super blanditos, y recuerdo que cuando era pequeña pasaba horas y horas meciéndome mientras veía la vida pasar. ¡Es tan relajante!

Fotos de Lia Griffith, Lantliv i stan, Pottery Barn, Kristen F. Davis Designs y Emmas Designblogg

De madera, de mimbre, al natural, blancas, de colores, nuevas, viejas, simples, complicadas, en casa, en el porche, para el invierno, para el verano... ¡Como sea, me encantan!

¿Tenéis la suerte de tener mecedora? ¿La disfrutáis o tiene una función meramente decorativa? Dadme envidia, venga :)

4 comentarios:

  1. En casa de mi abuela había una, en la cocina, y yo siempre me subía mientras ella cocinaba o cosía... pero el balanceo empezaba a ser demasiado impetuoso y siempre aparecía mi abuelo para echarme la bronca por golpear contra la pared jeje cosas de niños..

    son preciosas, me encantaría tener una... pero me falta espacio, que le vamos a hacer

    ResponderEliminar
  2. Jo, yo siempre quise una pero no había nadie que la tuviese. Sin duda en la casa de mis sueños habrá una (o varias), son tan preciosas, cómodas y vintage!
    Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Siempre he querido tener una, así que por ahora me conformo con verlas por aquí… :D La número 4 me encanta, bss guapa!

    ResponderEliminar
  4. Me encantan, mi hermana está montando la habitación de su bebe y anda como loca, bueno, ella, yo y todos, a la caza y captura de una!

    ResponderEliminar

Blogging tips