31 de octubre de 2014

Querido Diario: Temas para Noviembre

Empiezo, como siempre, enlazando este post y esta página para que los nuevos podáis saber de qué estoy hablando antes de seguir leyendo :)

Durante los primeros meses mi manera de avanzar con el diario era dedicarle una tarde a la semana, normalmente en sábado o domingo. Ahora, que ya voy por la tercera libreta, necesito dedicarle más días porque voy a un ritmo más lento. Y es que pierdo más tiempo echando un vistazo a lo que ya está escrito que escribiendo cosas nuevas. Quien dice escribir dice dibujar, hacer collages, pegar fotos, decorar con sellos... ¡El caso es pasárselo pirata!

En este enlace tenéis los temas para noviembre, que son bastante variados: invierno, dibujos, completar frases... ¡Tienen buena pinta! A ver si saco alguna foto nueva de mi diario para compartirla en las redes sociales, que hay que devolverle la vida al hashtag #queridodiario2014 ;)

¡Nos leemos!

4 comentarios:

  1. Escribir un diario requiere una dosis de constancia y otra de valentía, yo peco de inconstante y a veces son tantas las cosas que quiero hacer que no termino un diario en la vida, pero creo que es una forma creativa de liberarnos y conocernos, me encantará ver tus collages, un abrazote

    ResponderEliminar
  2. Cuando era más joven solía tener uno... en el que contaba completamente TODO. Y seguramente vuelva a tener uno porque me encanta redactar lo que se me pasa por la mente.

    Organizo un Amigo Invisible entre Blogueras y lectoras en el blog, si te apetece saber más, ¡pásate!

    ResponderEliminar
  3. Tengo pendiente hablar en el blog de un libro que me regaló mi marido, es un diario muy especial, en el que vas haciendo todo lo que te indica, increíble, te lo pasas bien y además es un diario especial con el que disfrutas.

    ResponderEliminar
  4. Cuando yo era pequeña me regalaron un diario en uno de mis cumpleaños. Mi madre me obligaba a escribir media paginita para que fuera ensañando caligrafía, faltas, etc... A mí me parecía un rollo patatero pero muchos años después cuando me lo encontré en una estantería, ¡casi muero de la risa! Como vivía en Oviedo, la mitad de las páginas del diario comenzaban poniendo: "Hoy llueve" "Hoy también llueve" "Hoy, ha vuelto a llover" y así, en bucle :__) Cuando tenga niños les regalaré un diario porque escriban mucho o poco, estoy segura de que al hacerse mayores les encantará leerse.

    Aprovecho el comentario para darte las gracias por comentar en nuestro blog, especialmente con opiniones tan graciosas como la del último post (el de los quesos). Eres muy maja :)

    Un besazo enorme y ánimo con tu semana,

    Ana B.

    ResponderEliminar

Blogging tips