6 de mayo de 2019

Cómo decorar cartas | 28

¡Qué contenta estoy con esta carta! Hacía mucho que no me gustaba realmente el resultado de mi correo. De hecho, algunas de las últimas no os las he estado enseñando porque ni siquiera les saqué foto en su momento.

No sé si recordáis el sobre que os enseñé en el último post de esta sección, pero se puede decir que hoy os enseño la versión mejorada.

Lo primero que hice fue decorar cuartillas blancas con el papel de flores que ya conocéis. Para ello, hice unos cuantos triángulos con un ángulo recto, rasgando el tercer lado con las manos para darle un efecto irregular. En cada cuartilla decoré dos esquinas opuestas con triángulos de diferentes tamaños.


Con ese mismo papel hice el sobre, utilizando una de las plantillas que compartí por aquí hace unos años.


¡Y luego me dejé llevar! Pegué un montón de recortes, pedazos de washi tape, pegatinas... y, claro, las direcciones. La verdad es que me encanta el resultado. Lo había intentado con este estilo antes, pero no me convencía el resultado y creo que es porque nunca me había dejado llevar realmente.


Añadí algunos papeles y tarjetitas a juego con los colores del sobre.


Todo para dentro, ¡y listo!


¿Os gusta este estilo o pensáis que es too much? ¿Os gusta experimentar con vuestras cartas o las decoráis siempre igual?

10 comentarios:

  1. Me encanta como ha quedado el sobre, para nada me parece demasiado decorado. Lo que si quería preguntarte es lo siguiente: mandas la carta tal cual? Quiero decir en correos no te ponen pegas? Y el sello cuesta igual que para un sobre blanco? A mi una vez me dijeron que por ser el sobre de color rojo el envío era un pelín más caro. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La carta la envío tal cual y no me suelen poner pegas. Al contrario, les gusta ver sobres decorados entre tanta factura de la luz. :)

      El color del sobre afecta cuando es una carta ligera: hasta 20 gramos, distinguen entre sobres normalizados o no normalizados. Los envíos de menos de 20 gramos en sobres no normalizados se pagan como si pesasen entre 20 y 50 gramos, que es el siguiente escalón de precio. Una de las características que hace que un sobre se considere normalizado es que sea de color clarito; de ahí el problema con el rojo. Como las cartas que envío yo pesan siempre más de 20 gramos, el sobre en sí no afecta al coste del envío.

      (Madre mía, soy una friki de Correos...)

      Eliminar
  2. Que super bonita, me encanta!
    Ya no enviamos cartas y es una pena.
    Debe dar mucho gusto que te envíen una carta así de bonita como la que has hecho.
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me alegra el día encontrarme una carta en el buzón :)

      Eliminar
  3. Me encanta, aunque esté muy cargado, queda en harmonía.
    Y la disposición de sello en la parte de abajo me ha gustado mucho (¿o ese no es el de correos?).
    Tienes mucho gusto para decorar, aun recargándolo queda muy bonito y para nada pesado.
    Ese papel me tiene enamorada, ¿de dónde es?
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese no es el sello de Correos, que cuando saqué las fotos todavía no se lo había puesto. Alguna vez los pongo en sitios raros, pero en ese caso me aseguro de enviarlas directamente en el mostrador de Correos para asegurarme de que las aceptan.

      El papel es de Artebene y, además de ser chulísimo, tiene un grosor perfecto: suficientemente fino para doblarlo y rasgarlo sin problemas, pero suficientemente grueso para poder hacer un sobre resistente. :)

      Eliminar
  4. Haces auténticas preciosidades, eres genial.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Queda chulisimo, me gusta esa mezcla.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Blogging tips