6 de abril de 2020

DIY | Discos desmaquillantes reutilizables


Hace unos días os conté en Instagram que se me había roto una toalla y que, aunque en un principio había pensado en tirarla, luego se me ocurrió que podía usarla para hacer discos desmaquillantes reutilizables. Que, casualidades de la vida, es un proyecto que tenía pendiente desde hace un montón de tiempo.

¡Y eso hice!

Primero probé a hacerlos versión cuqui, con su telita de algodón estampado en el reverso, pero, si os digo la verdad, deseché esa idea porque no me convencía nada. Son muy monos para las fotos, pero quedan desaprovechados y encima la consistencia es extraña.

Tenía claro que los quería grandes y con ambas caras útiles, porque la practicidad me parece esencial en cuanto a aseo personal se refiere, así que me decanté por la opción que os muestro hoy: la más obvia.

El paso a paso es sencillísimo:
  • Recortamos dos círculos de toalla del mismo tamaño. Yo usé una maceta de unos 13 centímetros de diámetro como referencia, marqué el contorno con rotulador y recorté con tijeras.
  • Frenteamos las dos piezas y hacemos una costura recta con la máquina de coser por todo el contorno, dejando una abertura para poder darle la vuelta. Conservamos uno de los cuatro hilos de la costura para cerrar.
  • Le damos la vuelta y cerramos la abertura manualmente con puntada escondida.

¡Así de fácil!

Lo veréis más claro en las fotos, aunque coincidiréis conmigo en que no tiene ningún misterio.


Hice cinco, pero seguramente acabaré haciendo más para asegurarme de que siempre tengo un par de ellos limpios. Todavía no los he estrenado, pero me da la sensación de que no los voy a usar sólo para desmaquillarme, sino también para retirar mascarillas y aplicar tónicos.

Que estén hechos sólo de toalla blanca me va a facilitar el tema de lavarlos. Si se ponen muy cochinos, podré lavarlos a temperaturas altísimas e incluso remojarlos en lejía, sin miedo a que destiñan o se estropee la tela que (no) lleva en la parte trasera.

Si veo que me gusta la sensación de desmaquillarme con toalla, puede que incluso cosa alguna manopla con el mismo propósito.

¿Usáis manoplas o discos desmaquillantes reutilizables? ¿De qué materiales están hechos? ¿Cómo los laváis?

6 comentarios:

  1. Tania, me encantaría escuchar qué te parecen los discos unos días después de haberlos usado. Yo usé unos de toallas recicladas y quise morir; pensé que se me caía la cara a cachos. Usé otros de algodón ecológico y no me acabaron de gustar del todo porque sentía que para el mismo efecto, necesitaba depositar el doble de producto (por ejemplo, para el desmaquillante de ojos, sentía que absorbían demasiado y depositaban poco en las pestañas). Así que o soy yo muy pijotillas con este tema o yo qué sé, pero insisto, me encantaría tener tu opinión de qué tal te resultan. Muchas gracias :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eso está hecho! En cuanto los pruebe, edito el post con mis impresiones :)

      Eliminar
  2. Vaya ideaza. Pues es una muy buena idea. La verdad es que a veces, por falta de tiempo, tiramos cosas que podemos acabar utilizando, y en estos tiempos de cuarentena, tenemos tiempo para hacer todo aquello que queremos hacer y que por falta de tiempo nunca hacemos.
    Cuando tenga una toalla vieja, lo probaré.
    Coincido con Carolina y por qué no nos dejas tu opinión una vez lo uses. Así sabríamos que tal van.

    un besote

    ResponderEliminar
  3. Son geniales,yo ya tengo hechos unos cuantos y los uso a diario,una vez usados a la lavadora o a mano con jabón y otra vez a usarlos. No necesito demasiado producto y me dejan genial la cara.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy deseando probarlos, pero es que llevo semanas sin maquillarme, jajaja. ¡Ojalá me vayan tan bien como a ti!

      Eliminar