CÓDIGOS DE CONFIANZA

Creé este blog en 2010 como medio para mostrar mis manualidades, sin muchas pretensiones pero con un montón bien grande de ilusión. Desde entonces esa ilusión no ha hecho más que crecer y, combinada con muchas ―muchísimas― horas de dedicación, ha conseguido que un puñado de personas se paseen por aquí a menudo en busca de inspiración, proyectos handmade y una buena ración de cosas bonis.

Las marcas lo saben y por ello quieren darse a conocer entre los lectores de este blog. De esa manera, tengo la oportunidad de descubriros marcas y proyectos bonitos, consiguiendo a cambio pequeñas remuneraciones que me ayudan a mejorar el blog. ¡Es un círculo!

Todos los posts que escribo fruto de una colaboración están identificados como tal al final del texto con alguna de estas clasificaciones:

Post colaborativo
Trabajo con una marca o proyecto para crear algo juntos. No recibo dinero a cambio, pero sí puedo recibir productos necesarios para llevar a cabo la colaboración. Usualmente consiste en que preparo un tutorial para una tienda de material para manualidades y a cambio recibo algunos de los materiales que utilizo en dicho tutorial.

Post incentivado
Recibo productos de una marca, los pruebo y os cuento mi opinión acerca de ellos.

Post retribuido
Una marca me paga por hablar de ella y de sus productos.

El resto de posts, aunque en ellos pueda hablar de marcas o tiendas, no encajan con ninguno de estos códigos porque no son fruto de ninguna colaboración. En cualquier caso, quiero dejar claro que en todos los posts que escribo, retribuidos o no, doy mi opinión sincera y libre, nunca influenciada por lo que recibo a cambio de ella. En este tiempo he rechazado unas cuantas colaboraciones por tratarse de productos que no me gustaban, que no creía que pudieran interesaros o que no encajaban con la estética del blog.
Blogging tips